Sapientisimo Maestro

el sapientisimo maestro, es lo que se denomina al jefe del cuerpo de las logias simbólicas de perfección de los grados 4-14.
en muchos ritos o usos u costumbres de cada oriente. el sapientísimo maestro debió ser antes venerable maestro de una logia simbólica para obtener ese puesto. Es el equivalente al venerable maestro pero del primer cuerpo filosófico. junto al inspector del capítulo son las autoridades de las logias capitulares de perfección.

Deberá poseer amplios conocimientos y una basta instrucción para ser digno de ese cargo. ya que en recarga toda la responsabilidad de los nuevos hermanos que comienzan en las logias capitulares. El sapientísimo maestro lleva un cetro en ves de un mazo para dirigir los trabajos, el mismo representa su autoridad.

Estos cuerpos capitulares suelen trabajar 2 veces al mes y se suele trabajar un grado completo por tenida. los temas de estos grados son mucho más profundos que los anteriores y se trabaja más el esoterismo que el simbolismo. No todos pueden llegar a este puesto, así quién logré obtenerlo deberá aprovechar esa oportunidad irrepetible y de tanto honor. A la ves, su conducta debe ser un ejemplo dentro de su capítulo como en las logias simbólicas y obviamente con una conducta intachable en la sociedad.

el sapientísimo maestro debe dominar muy bien la elocuencia, “hablar poco y decir mucho”. así como también un gran conocedor de temas sociales, políticos, esotéricos y astronómicos.

Has dado el primer paso sobre del umbral, el primer paso hacia el santuario interior y el corazón del templo. Estás en el camino que sube la ladera de la montaña de la Verdad; y depende de su secreto, obediencia y fidelidad, ya sea que avance o permanezca estacionario.

No se convertirá en un Masón aprendiendo lo que comúnmente se llama el “trabajo”, o incluso familiarizándote con nuestras tradiciones. La masonería tiene una historia, una literatura, una filosofía. Sus alegorías y tradiciones te enseñarán mucho; pero mucho debes buscarle en otro lado. Las corrientes de aprendizaje que ahora fluyen por todas partes deben seguirse hasta sus cabezas en los manantiales que se elevan en el pasado remoto, y allí encontrarán el origen y el significado de la Masonería.

Unas cuantas lecciones de arquitectura, algunas máximas de moralidad admitidas universalmente, unas pocas tradiciones sin importancia, cuyo significado real es desconocido o incomprendido, ya no satisfarán al investigador serio después de la verdad Masónica. Quien desee comprender las armoniosas y bellas proporciones de la Francmasonería debe leer, estudiar, reflexionar, digerir y discriminar. El verdadero Masón es un ardiente buscador de conocimiento; y sabe que tanto los libros como los antiguos símbolos de la Masonería son vasijas que descienden a nosotros cargadas de las riquezas intelectuales del pasado; y que en el cargamento de estos, es mucho lo que arroja luz sobre la historia de la Masonería y demuestra su pretensión de ser reconocido como el benefactor de la humanidad, nacido en la cuna misma de la raza.

El conocimiento es el más genuino y real de los tesoros humanos; porque es Luz, como Ignorancia es Oscuridad. Es el desarrollo del alma humana, y su adquisición el crecimiento del alma, que en el nacimiento del hombre no sabe nada, y por lo tanto, en cierto sentido, puede decirse que no es nada. Es la semilla, que tiene el poder crecer, adquirir y adquirir para ser desarrollada, a medida que la semilla se desarrolla en el brote, crece la planta y luego el árbol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *