Los Tres años del aprendiz

Los tres años del aprendiz, los tres años de su marcha, los tres viajes de la iniciación son símbolos maravillosos del triple período o de las tres etapas de su progreso en los estudios masónicos. Esos tres períodos de estudio del aprendiz tienen también otros profundos significados que pueden ser relacionados así:  a las artes fundamental “gramática lógica y retórica” a los tres primeros números de las tres cualidades indispensables del masón sabiduría inteligencia y voluntad. Esas cualidades inseparables deben existir bien equilibradas en el masón para que sea un hombre perfecto, un iniciado real y no simplemente un individuo que pasó por la iniciación y no aprovechó nada de ese formidable medio de regeneración.

los tres años del aprendiz son la expresión del ternario que puede ser encarada en múltiples formas, veamos alguna de las más interesantes para el estudio que estamos haciendo: los tres pilares o columnas de la logia masónica las luces del taller; sabiduría fuerza y belleza, representadas por el venerable maestro y los vigilantes colocados en Oriente, occidente y sur siguiendo las tres puertas el gran templo de Salomón en Jerusalem significan el delta sagrado o triángulo compuesto de tres líneas y tres ángulos y forman un todo completo e indivisible.

Son el símbolo de la divinidad que los cristianos adoran con el nombre de Trinidad y los hindúes con el nombre de brahama,  simbolizan también las tres virtudes teologales fé,  esperanza y caridad. Los tres años del aprendiz recuerdan los tres años de preparación y estudios que Zoroastro imponía a sus discípulos o iniciados. Durante ese período se reunían con ellos en sesiones que comenzaban a mediodía y terminaban a medianoche con un ligero refrigerio.

El aprendiz representa al hombre en su infancia en los primeros siglos de la civilización. Se sienta en el norte porque no puede soportar de frente el sol de la verdad, debe dedicarse al conocimiento de las letras, esto es, a los principios o elementos simbólicos. Cuando el aprendiz afirma que no sabe leer ni escribir dice apenas una expresión que simbólica qué significa que no sabe leer ni escribir el lenguaje de la verdad, pero que está estudiando y ejercitándose en ello, deletreando letra por letra las verdades fundamentales sobre las que se basan los conocimientos masónicos.

En los tres años de aprendizaje simbólico, el aprendiz debía conocer las tres lenguas sagradas: Sanscrito hebreo y egipcio, tres religiones brahamamismo, budismo y cristianismo y tres ciencias ocultas:  la kábala, magia y hermetismo. En los tiempos antiguos cuando la masoneria era corporación de picapedreros libres y solamente en algunas ocasiones se ocupaban del desenvolvimiento espiritual, los aprendices pasaban realmente tres años como mínimo trabajando en compañía de los maestros hasta aprender perfectamente el arte de construir. Solamente entonces podían pasar a la categoría de compañeros de los maestros, después de haber demostrado sus habilidades prácticamente.

Actualmente esos tres años son simbólicos, el tiempo cambia en las distintas jurisdicciones, en algunos el aprendiz recibe 5 lecciones completas en 5 tenidas realizadas en 5 días distintos y debe asistir a una ceremonia iniciación, hay una variación de tiempo entre 3 meses y 3 años o más, pero en muchas logias (aunque este periodo no sean respetados muchas veces), han promovido al segundo grado a hermanos que no hayan recibido la instrucción suficiente ó no han asistido a una ceremonia iniciación ni han demostrado de modo real que conocen aman y sienten la masonería.  Debería haber un acuerdo entre todas las potencias para restablecer los antiguos tres años de aprendizaje a fin de restaurar el sentido de educación de la orden, así se evitaría el hecho común de que llegaran a los cargos elevados de la logia, masones poco entrenados y poco conocedores de los principios y del espíritu de la masonería.

Un estudio cuidadoso de la situación masónica permitiría verificar que esta opinión está fundamentada y su aplicación traería grandes beneficios simbólicos o reales, los tres años del aprendiz están destinados cualquiera que sea el período a buscar y a formar a los masones, durante este tiempo él irá familiarizándose con los símbolos, con la terminología masónica, se ejercitará en el trabajo y aprenderá a la par las obligaciones y los deberes. También conocerá la simbología de los números.  El número 1 representa al individuo aislado, el número 2 representa la luz y la sombra y el número 3 es la trinidad divina y otros aspectos a lo que ya nos referimos, en síntesis, el unos es todo el dos es la dualidad y el 3 es el número de la luz de la perfección

El aprendiz acrecenterá su conocimiento recordando siempre los deberes primordiales del hombre para con Dios para con sus semejantes y para consigo mismo.  Los 3 números 1 2 y 3 según el decir de Pitágoras resumen todo el misterio supremo de los seres de todo lo que existe, así ese filósofo se expresa: La unidad del número 1 es la ley de Dios, el número 2 ha nacido de la división representa lo que Dios creó fuera de sí, es la ley del universo, la ley natural que rige a todos los seres inclusive al hombre, el número 3 es la evolución, la ley de la evolución natural a la que llamamos generalmente la ley de la naturaleza creada

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *